Régimen de Daniel Ortega: persecución contra Obispo y canal de TV católico en Nicaragua

El Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ordenó el viernes 20 de mayo sacar del aire al Canal 51, propiedad de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, informó la empresa Claro.

“Informamos a nuestros usuarios de televisión por suscripción que por indicaciones de Telcor, ente regulador, el canal 51, Canal Católico, está siendo eliminado de la grilla de programación del servicio”, indicó Claro, propiedad del empresario mexicano Carlos Slim a través de América Móvil, en una declaración.

La decisión del Gobierno se da después de que el obispo nicaragüense Rolando Álvarez denunciara que es víctima de persecución policial y anunciara, en protesta, una jornada de ayuno, oración y exorcismo indefinidos.

Álvarez, obispo de las diócesis de Matagalpa, administrador apostólico de la diócesis de Estelí (norte), es el encargado del área de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, y está a cargo del canal católico.

En una conferencia de prensa improvisada antes de que se ordenara sacar del aire al canal católico, el jerarca dijo que el Gobierno de Ortega quiere “una iglesia (Católica) muda”, pero que “si la iglesia callara, las piedras gritarían”.

“Lo que pienso es que no solo de mí, sino que en general de los pastores de la iglesia”, lo que el Gobierno quiere “es una iglesia muda, que no anuncie la esperanza del pueblo (…) y la denuncia del pecado personal y de las estructuras de injusticia”, señaló el obispo desde la parroquia Santo Cristo de Esquipulas, ubicada en las afueras de Managua.

“Si la Iglesia callara, las piedras gritarían”, agregó el religioso ante un reducido grupo de medios de comunicación, entre ellos la Agencia Efe, que logró entrar en la parroquia antes de que fuera sitiada por decenas de agentes policiales.